Este domingo 24 de noviembre a las 12 horas, en la Parroquia Nuestra Señora de la O, se bendecirá la imagen de María Santísima en la advocación del Rosario. Una nueva talla que ha sido cedida a la Parroquia de Ubrique por José Luis López Fernández y que en el futuro acompañará durante el Domingo de Ramos a la Borriquita.

La talla, elaborada por el escultor imaginero José María Hurtado de Pilas, será bendecida este domingo, pasando a culto y situándose en la Parroquia. La veneración con imagen ya existía en Ubrique, por lo que con esta adquisición, se está recuperando la advocación. Nuestra Sra. del Rosario acompañaría a Nuestro Padre Jesús de la Paz en la jornada del Domingo de Ramos.

Este acto está previsto para el domingo, mientras que para el sábado 23, en el Convento de Capuchinos, y durante todo el día, tendrá lugar el solemne Besamanos de Ntro. Padre Jesús de la Paz, talla que también ha sido cedida por el empresario de Ubrique a la Parroquia.

 

La talla: Ntra. Sra. del Rosario

Es precisamente nuestra Señora del Rosario, la que marcará en 2015 este camino en la producción artística de José María Hurtado. Fuera de encargo expreso y en una búsqueda interior el imaginero concibe una obra de finas y elegantes facciones con una carga emocional muy fuerte que permanecerá junto al autor consciente de la transcentalidad de la representación de la Madre de Dios. Es el pasado año cuando el insigne bordador D. José Antonio Grande de León solicita el favor de ceder la obra para la exposición de su 25 Aniversario de profesión como única imagen que presidirá dicho acontecimiento, realizado en el CÍrculo Mercantil de la ciudad de Sevilla.

La dolorosa fue creada en el 2015 y presentada el mismo año en el Corpus de Pilas, localidad natal del escultor. Se trata de una obra realizada libre de las directrices que suponen los encargos: “Supuso el inicio de un nuevo camino donde comencé a tomar conciencia como imaginero contemporáneo, pero sin perder de vista la responsabilidad de la escultura sacra. Siempre estoy en continua evolución, así que la he actualizado completamente para la exposición. Me siento verdaderamente privilegiado de que José Antonio Grande de León haya contado conmigo para una ocasión tan especial”.

El escultor

José María Hurtado Rodríguez, natural de la Villa de Pilas, Sevilla (1982). Desde muy joven muestra inquietudes artísticas comenzando a formarse en el oficio de la escultura a los 14 años en el taller del imaginero Jesús Curquejo. No será hasta cinco años después cuando ingrese en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla.

En 2002 conseguirá alcanzar los estudios superiores en la Universidad de Bellas Artes de Sevilla, donde será becado en la Universidad Complutense de Madrid, obteniendo la licenciatura en la especialidad de Escultura siendo uno de los mejores expedientes de su promoción.

Continúa vinculado a la Facultad realizando su Tesis Doctoral sobre la figura del escultor cordobés Juan Polo Velasco, mientras se encuentra inmerso en ámbito docente colaborando junto al Catedrático Miguel Fuentes del Olmo. Con él ha abordado proyectos escultóricos de gran calado como son: El monumento a los represaliados, para el cementerio de Jaén, el realizado a la Memoria del futbolista Pedro Berruezo, para el Sevilla F.C. o múltiples imágenes procesionales en las localidades de Bailén y Linares.

Pero sin duda alguna su apuesta más importante comienza en 2009, año en el que decide realizar una dolorosa de tamaño natural y de iconografía intimista como carta de presentación. Es este el inicio de su andadura como escultor de imágenes sagradas, comenzando a surgir inmediatamente llamadas de diferentes lugares interesándose por dicha obra. Desde entonces, y hasta el día de hoy ha realizado numerosas obras entre las que destacamos: Nuestra Señora del Dulce Nombre de María en su Consuelo, para Ceuta; Nuestra Señora del Silencio y Humildad y María Santísima de los Dolores, ambas para la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira, Nuestra Señora de la Humildad, encargada por la Cofradía de la Humildad de Santiago de Compostela, Nuestra Señora de los Cautivos, obra realizada para la Cofradía de la Merced y la Santísima Virgen de la Esperanza para la Cofradía de Dolores, ambas para Ferrol; María Santísima de la Amargura, para la Venerable Orden Tercera de A Coruña, las cartelas para el paso procesional de la Entrada Triunfal de Pilas, Nuestra Señora de la Encarnación de la Agrupación Parroquial de Málaga y actualmente está inmerso en el paso de misterio de la Cofradía de los Ferroviarios para la ciudad de Granada. Es precisamente en este proyecto donde ha sido galardonada su María Magdalena como la segunda mejor obra sacra realizada durante el presente año.

Durante toda su trayectoria ha perseguido dotar sus imágenes de vida interior, sentimiento y realidad, manteniendo la sacralidad de la imaginería clásica pero aportando una impronta contemporánea y propia para llegar a la sociedad actual.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies