La familia Lóper Mariscal dona este año dos evangelistas y dos niños para que acompañen la triunfal entrada de Jesús en Jerusalén

La familia López Mariscal, un año más y desde el 2011, colabora fervientemente con las manifestaciones religiosas de la Semana Santa ubriqueña. Ese año donó a la Parroquia de la localidad el Misterio formado solo por dos figuras, que procesionó gracias a la Hermandad de Ntra. Sra. de los Remedios. Dos años más tarde, se cambiaron las dos figuras principales y, en este 2019, la familia ha decidido completar el Misterio con San Pedro y San Juan y dos niños que alaban a Nuestro Padre Jesús de la Paz. Además, este año, también se contribuye con la confección de 50 túnicas más para los niños que deseen salir en el cortejo y con la aportación de todos los gastos que conlleva la salida procesional.

Sin duda, un año que quedará marcado para la familia y para la Semana Santa de Ubrique, pues entre todos se contribuye al acervo de las manifestaciones representativas del Patrimonio Cultural Inmaterial.
La Semana Santa de Ubrique pretende convertirse en un fenómeno que configure también la identidad de nuestro pueblo y de la Comarca de la Sierra, pues muchas de estas formas de expresión de la religiosidad popular ya se han declarado Bien de Interés Cultural.

Así que desde las 17:30 h., del Domingo de Ramos, los ubriqueños serán testigos, desde el Convento del inicio de la Semana Santa de este 2019. El recorrido continuará por Avda. Herrera Oria, Paseo de la Esperanza, Avda. Solís Pascual, calle Moreno de Mora, calle el Agua, Calle Real, San Juan, San Francisco y de nuevo su recogida en el Convento.
Esta será para todo aquel que quiera empezar con buen pie esta tradición una cita imprescindible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies